Blog

Turquía III: Este y Kurdistán

Posted by on jul 24, 2014 in 4x4, Anatolia, Asia, Blog, Capadocia, Defender, Expedicion, Fotografia, FotosenRuta, Turquia | 12 comments

Después de largos días por la Capadocia bajemos de nuevo rumbo al Sur para recorrer una zona altamente adictiva y diferente del resto del país, el Gran Este.

Esta zona está habitada en su mayoría por la etnia Kurda, un pueblo que durante milenios habitó las enormes montañas fronterizas de las actuales Turquía, Irán, Siria e Irak . Estos conservan sus propias tradiciones y  lengua, en esta región viven más de ocho millones  pero en total son unos quince millones en todo el país. Es una zona en su mayoría es muy rural y de enorme contraste natural.

Si en toda Turquía existe algo que veremos en cualquier pueblo por pequeño que sea, son los bustos,  pancartas o estatuas de Atatürk, gran padre de la patria y literalmente como su apodo indica “padre turco”

Aquí será diferente, los bustos seguiremos viéndolos pero la gente no dejará de recordarnos que ellos son un pueblo al que durante años se le ha negado su identidad y su lengua, y en gran medida no se reconocen como turcos.

Si hay algo que recordaremos para siempre de esta zona del país, aparte de sus paisajes agrestes, son : la hospitalidad y la comida.

 La primera es algo común en toda Turquía pero aquí adquiere nuevas proporciones y realmente uno pude pasar días atrapado en una telaraña hospitalaria, visitando casas y familias o simplemente charlando con cualquiera que nos ofrezca el omnipresentes “çay” , el famoso té turco, os advertimos que en vuestros días por Turquía el azúcar será una parte importante de vuestra dieta.

Es un dulce exquisito, no apto para dietas, que consiste en varias capas de hojaldre bañado en almíbar y relleno de diferentes frutos secos, el mejor  lugar para degustarlo es la ciudad de Gaziantep, donde existen casi doscientas pastelerías especializadas en este manjar.

Antes de bajar más al sur nos dirigimos al majestuoso Nemrut Dagi, donde un antiguo rey megalómano, mando construir enormes estatuas de él y los dioses, pues creía ser uno de ellos.

Otra ciudad mágica en esta zona es “Sanliurfa” pasear por sus callejas, mezquitas y bazares es como remontarse al pasado, aquí encontramos peleteros, alfareros y antiguos oficios artesanos, en esta atmósfera y rodeados de hombres bigotudos con curiosos atuendos creeremos estar en pleno Oriente Medio.

De aquí viajemos hacía la calurosa Mardin, una ciudad con una esencia mágica y antigua que nos envuelve solo llegar y nos hace olvidar las altas temperaturas y las planicies Mesopotámicas.

Tras dejar esta zona y adentrarnos más hacia el este, las montañas toman protagonismo y con ellas el sentimiento kurdo, también os advertimos que los controles militares  en toda esta zona hasta las orillas del gran lago Van, pueden llegar a ser un infierno.

Subimos al norte para hacernos el visado de Irán en Trabzon, el mejor lugar para hacerlo en toda Turquía ya que el mismo día y sin carta de invitación lo puedes conseguir, de todas formas la ciudad merece la pena.

Tras conocer a otros amigos pescadores y surcar esta vez el mar negro, subimos por la costa hasta la frontera con Georgia: siguiente capítulo de este viaje y puerta del gran Cáucaso.

Turquia II : Costa y Capadocia

Posted by on jul 24, 2014 in Anatolia, Asia, Blog, Capadocia, Costa Turquia, Defender, Europa, Expedicion, Fotografia, FotosenRuta, Turquia | 4 comments

Después de estar unas semanas por los valles frigios de la gran Anatolia, igual de espectaculares que solitarios,  bajemos dirección la costa turquesa de Turquía. Esta es una zona que rápidamente gana fama mundial como destino turístico de playa y la verdad que razones no le faltan, si esquivamos los lugares más conocidos como pueden ser  Marmaris, Antalya o Alanya (no recomendables  para presupuestos ajustados ) encontramos infinidad de playas y calas de aguas azules  y todo en un territorio verde muy montañoso.

Nosotros decidimos perdernos unos días  por las penínsulas de Datça y Bozburun , y aunque el tiempo no nos acompañó demasiado, disfrutemos del entorno recorriéndolo con tranquilidad y conociendo nuevos amigos ( algo fácil aquí )  gracias a esto pudimos montar en barca, hacer nuestros pinitos en la pesca y cenar pescado bien fresco.

El tiempo seguía sin darnos tregua en la costa y la verdad que era una pena estar rodeado de tanta agua sin poder disfrutarla como merece, así que optemos por empaparnos del patrimonio cultural de la región, que como en toda Turquía es espectacular.

En esta zona encontramos  diferentes ruinas de antiguas culturas, las más sorprendentes son las de la antigua Licia. Los licios eran una tribu que habito en esta zona hace más de tres mil años, pasando de manos entre diferentes imperios, persas, griegos y finalmente romanos, sus vestigios son números por toda la costa.

Como tantos días de cultura son buenos para nosotros pero no para nuestro viejo Land Rover,   y como al fin y al cabo es él el que nos pasea por el mundo sin quejarse, fuimos en busca de algo de aventura de camino a la  Capadocia.

Los Montes Taurus son la frontera natural entre la costa y la gran anatolia central, unas masas de roca descarnada sin apenas vegetación que se alzan hasta los tres mil setecientos metros del pico Demirkazik ,la zona tiene buenas excursiones pero el clima es extremo tanto de día como de noche, algo típico en toda Anatolia.

Capadocia fue nuestro siguiente destino, la verdad que uno se siente absurdo intentando escribir sobre esta región tan conocida como espectacular y tan explotada turísticamente como rural, nosotros la recomendamos sin duda alguna, es un lugar único en el mundo.

Pero también tenemos que advertir al viajero que si puede llegue aquí con reservas de todo, como es natural, todos los precio aquí están inflados, desde un simple Dürum hasta el hotel más sofisticado, cosas del turismo de masas.

Toda la zona es un capricho de la naturaleza donde antiguos volcanes, el paso de los siglos, el agua y el viento han moldeado la roca, dejando curiosas formaciones y caprichosos paisajes que parecen sacados de novelas de ciencia ficción.

Cuesta imaginar que muchas de estas enormes moles de piedra han sido habitados desde los primeros tiempos de la humanidad, perfectos como cobijo para el duro clima, la defensa de territorios o incluso para crear ciudades subterráneas o iglesias llenas de coloridos frescos en los lugares más insospechados, creados por los cristianos primitivos.

Sin lugar a duda la Capadocia es una región única y espectacular, como advertencia a los viajeros overlanders os diremos que acampar en las proximidades de Goreme y sus valles es despertarse al alba con el maldito ruido de los globos aerostáticos, mágico el primer día y detestable los siguientes,  la próxima entrada será la última en este mágico país, un saludo y buena ruta!

Turquía : Estambul y Valles Frigios

Posted by on jun 19, 2014 in Anatolia, Asia, Blog, Defender, Estambul, Expedicion, FotosenRuta, Galerías de Inicio, Turquia, Valles Frigios | 5 comments

Tras pasar tanto tiempo  por Europa teníamos ganas de entrar en Turquía y ver que tal nos sentaba el cambio de continente, para esto teníamos que llegar primero a la capital económica y turística de este país, la famosa y única Estambul.

Tenemos que aconsejar a los viajeros que se desplacen en vehículo propio y pretendan dormir en el o acampar libremente, que desde la gran y moderna frontera turca (entrando desde Alexandrópolis ) hasta la ciudad, es difícil encontrar algún lugar tranquilo. La superpoblación y la construcción descontrolada están presentes en muchos kilómetros a la redonda, así que como consejo, mejor hacer este tramo de un tirón el mismo día y con tiempo. La burocracia en la frontera fue mínima y el visado por tres meses te lo hacen aquí mismo por unos quince euros, la moneda es la lira turca pero no tendremos problemas de cambio o al buscar cajeros.

Poco podemos decir que no se sepa de esta enorme ciudad ( las cifras varían según donde se consulte o a quien se le pregunte, pero parece ser que ronda los quince millones de almas )paseando por ella nos damos cuenta sin esfuerzo de lo enorme que es y de su importancia histórica, nombres como Santa Sofía en la antigua Constantinopla, la inigualable Mezquita Azul o el suntuoso palacio de Topkapi acuden a nuestra memoria al pensar en Estambul, algo normal para una  capital de imperios, del Bizantino primero y más tarde del Otomano tras su conquista, ambas culturas y algunas otras dejaron huella en ella para nuestro deleite.

En cada rincón encontraremos vestigios del pasado, antiguas mezquitas y pequeñas iglesias se mezclan con modernos bulevares, donde podremos encontrar y comprar cualquier cosa “made in Turkey”,  para demostrarnos nada más entrar su rápido (y desigual en algunos casos) crecimiento económico de estos últimos años, que no dejara de sorprendernos hasta el último día en esta maravilla de país. Turquía es una de los países que más se autoabastece, por suerte tendremos que esforzarnos para encontrar algún producto chino.

Por ultimo deciros que para los que viajamos con nuestra casa rodante, encontramos dos parkings céntricos donde poder pernoctar, uno está en el puerto de Yenikapi debajo de la mezquita azul, sucio y ruidoso pero barato. Tras unas noches aquí en buena compañía viajera optemos por pasar un par de días más en la opción cara, es un gran parking escondido y protegido del bullicio con acceso a los lavabos y la ducha de unas pistas de futbol, la noche sale a unos veinte euros pero la lavadora es gratuita, aquí os ponemos las coordenadas: 41,0046ºN28,9559ºE

Poco más podemos deciros de esta ciudad, pasear y disfrutarla. A nosotros esto nos llevó una semana,  después seguimos camino hacia un lugar espectacular menos conocido, los Valles Frigios.

La misteriosa civilización frigia es una de las muchas que encontraremos en Turquía y que dejaron importantes y múltiples vestigios, el más conocido de ellos es  la enrome y espectacular tumba del rey Midas junto a la acrópolis. Tomando el pueblo de”Yazikikaya” como partida encontramos vellos y rurales poblados plagados de curiosas rocas agujereadas que usaban como vivienda, o iglesias bizantinas más tarde y que ahora forman parte del paisaje o como graneros y cuadras, esto es algo presente en toda Turquía y que cada cultura aprovecho como más le convenía, las más famosas se encuentran en la región de Capadocia, que visitaríamos más tarde.

Lo bueno de estos valles es que no encontraremos apenas ningún turista en los días que pasemos aquí, algo que invita a relajarse, parar el motor y explorar la zona con la ayuda de los pastores y sus perros kangal, presentes en cada rincón.

Antes de bajar a la costa Mediterránea, haríamos una parada en el famoso y publicitado Pamukkale, lugar impresionante pero difícil para tomar una fotografía sin algún japonés en el encuadre. La siguiente entrada la publicaremos en pocos días debido a nuestro típico retraso.

Seguimos en estos momentos en Turquía, donde nos quedan horas y nos despedimos con pena, un saludo y buena ruta!

Grecia : Una larga estancia

Posted by on jun 19, 2014 in 4x4, Balcanes, Blog, Defender, Europa, Expedicion, Fotografia, FotosenRuta, Grecia | 5 comments

Nuestro paso por tierras Griegas fue algo inusual y se alargó más de lo previsto, decimos esto porque recorrimos Grecia más de dos meses e inusual porque no visitemos ninguna isla, algo común en la mayoría de viajes aquí, pero esta opción la descartemos por el precio de los ferris y por la época, ya que al ser finales de octubre no podríamos disfrutar de ninguna de ellas como querríamos.

En todo caso no nos arrepentimos de ello, ya que esto nos permitió conocer gente y lugares distintos y quedar impresionados de la Grecia más rural y diferente, algo que no esperábamos.

Entremos desde Albania hasta Igoumenitsa, para relajarnos en lo que serían los últimos días de buen tiempo y playas, aquí probemos las primeras pitas, presentes en toda Grecia y una buena opción por su bajo precio para los días de lluvia que lamentablemente fueron persistentes.

Bajemos todo el litoral del mar Jónico sin rastro de turistas y aquí conocimos a dos amigos que volveríamos a ver más tarde cuando nos invitaron a visitar su ciudad, Ioánnina, nos ayudarían tras tener un problema al perder un tornillo del eje trasero del Land Rover en plena ciudad.

Después de esto nos perdimos unos días por las montañas de los Pindos para conocer el lado más agreste de este país, donde pueblos de alta montaña se mezclan entre pastos y bosques infinitos y las gentes viven del pastoreo y la ganadería.

Más tarde y con calma, como acostumbramos, lleguemos a lo que sin duda es una de las visitas obligadas desde nuestro punto de vista para todo viajero que pase por este país, Meteora.

Este lugar es especial por sus monasterios medievales, donde estos parecen colgar de formaciones rocosas peculiares,moles de piedra erosionadas por el viento y la lluvia y los años, al visitar esta zona en noviembre pudimos disfrutarla sin las masas de turistas habituales del verano y recorrerla a a pie teniendo de base uno de los campings que se encuentran en Kalampaka.

Cansados del mal tiempo entre montañas nos dirigimos de nuevo hacia la costa, para tener un absurdo y surrealista percance con la policía en Lefkhada, tras ser retenidos y arrestados al más puro estilo película de los noventa, la verdad que fue algo que nos dejó traspuestos unos días,  pero que en estos momentos recordamos como una anécdota más del viaje. De aquí bajemos hacia el Peloponeso, y nos perdimos unos días por sus diferentes paisajes y numeroso patrimonio histórico.

Subimos de nuevo para visitar la capital, Atenas, donde dejaríamos nuestra casa rodante casi dos meses en uno de los mejores lugares que uno puede imaginar, en el jardín de una parroquia de un barrio alto de la capital, queremos agradecer enormemente la ayuda prestada a nuestros amigos padre Alberto y padre Sergio, de todo corazón.

Una vez pasadas las fiestas navideñas entre familia y amigos volvimos al viaje y a la vida en la ruta. Tras dejar Atenas otra vez entre lluvias, paremos para descansar una noche visitando Tesalónica y lentamente por la costa de Tracia, donde descubrimos un litoral impresionante y nuevos amigos que nos ayudaron en algún problemilla del coche.

En esta zona a pocos kilómetros de la frontera con Turquía, si uno se adentra en las montañas descubre pueblos donde habitan musulmanes autodenominados “turcos”, y se hace evidente que estas tierras en un pasado no tan lejano pertenecían al gran imperio otomano, aquí fue donde tuvimos el primer contacto con lo que hoy es el pan de cada día, la increíble hospitalidad de este pueblo, frontera entre dos continentes, Turquía.

Como siempre, intentaremos escribir y actualizar la web un poco más, así que un saludo y buena ruta !

Albania : La Europa desconocida

Posted by on mar 18, 2014 in 4x4, Albania, Blog, Defender, Europa, Expedicion, Fotografia, FotosenRuta | 17 comments

Tras recibir la llegada del frio entre las montañas, salimos de Kosovo sin ningún problema esta vez, por la sencilla frontera que une estos dos países.
Una vez pasamos los controles rutinarios, nos dieron la bienvenida una carretera bochornosa, un autobús incinerado en la cuneta y coches de lujo con conductores temerarios…Lo del autobús es algo esporádico que no acabamos de entender, lo otro es algo que veremos por todos los rincones y a lo que se tiene que acostumbrar el viajero, estamos en Albania !

 

Viajar aquí por libre es toda una experiencia, lo mejor es tomárselo con filosofía y armarse de paciencia. Las carreteras están en mal estado, especialmente en las zonas montañosas .Estas pueden ser de asfalto destrozado, de gravilla o simplemente pistas de tierra infernales, pero todas están plagadas de socavones y sin señalizar

Cuando en estas carreteras no dejamos de encontrarnos coches de lujo sobreviviendo entre el barro, nos damos cuenta que estamos en un país diferente, y cuando por todos los rincones vemos unos extraños búnkers de hormigón, nos cuesta creer que estemos en Europa.

Lo de los coches de lujo ( Mercedes de todo tipo, Porsches, Hummers..) por lo que nos contaron varias personas autóctonas, son mafias muy arraigadas que se encargan de robarlos en Europa y darles una segunda vida aquí, tras un viajecito en ferry desde Italia donde el coche sale limpio de papeles y con un competitivo precio en el mercado.
Lo de las “setas de hormigón” es debido a que Albania, después de su independencia del imperio Otomano en 1912, la segunda guerra mundial y años después la ocupación italiana de Mussolini, permaneció cerrado en un régimen comunista durante largos años. Enver Hoxha , líder del país quería crear un fortín para defenderse del ataque de occidente que según él “era inminente”, de aquí el legado de los omnipresentes bunkers que veremos por todos los rincones, no se sabe bien el número de ellos y las cifras varían enormemente, se habla de entre los 75.000 y los 750.000, el caso es que los veremos a menudo.

Cuando oímos esto, podemos creer que estamos en un país inseguro para el viajero, especialmente si escuchamos la opinión que se tiene generalmente de Albania en el resto de Europa, esto está lejos de la realidad…la gente es abierta y hospitalaria y se sorprenderán al vernos viajando por aquí, especialmente fuera de temporada. La mayoría del país profesa la religión islámica, pero encontramos una buena parte de ortodoxos y muchos reductos de cristianos, especialmente en las montañas, esto garantiza variada riqueza cultural.
Algunas ciudades como Berat o Gjirokaster pueden merecer unos días de visita, pero sin lugar a duda lo mejor que podemos hacer es perdernos en su entorno rural, donde nos parecerá estar en otro tiempo, rodeados de pastores y rebaños. No importa lo que queramos hacer, caminar por los Alpes julianos en el norte, relajarse en playas de cristalinas aguas en el mar Jónico, o perderse en las orillas del lago Ohrid, Albania tiene una variedad de paisajes y culturas que nosotros no olvidaremos.

Como consejo os diremos que desde nuestro punto de vista, para disfrutar plenamente de vuestra estancia, os recomendamos un vehículo con tracción a las 4 ruedas, podréis llegar a cualquier rincón de sus pueblos y montañas y estaréis preparados para la aventura que significa recorrer este paraíso Europeo.

Un saludo y buena ruta!

Balcanes II

Posted by on nov 7, 2013 in 4x4, Albania, Blog, Defender, Expedicion, FotosenRuta, Galerías de Inicio | 12 comments

Tras dejar atrás Croacia y los calores del verano , dejemos atrás a los turistas, esto es bueno en la mayoría de los casos, pero también dejamos por largo tiempo la venta de artesanías que nos daban unos buenos ingresos extras, importantes para el viaje.

Entramos en Montenegro, esta vez sin problemas en frontera y el mismo día lleguemos a la Bahía de Kotor, este lugar es fácil saltárselo ya que puedes cruzar en ferry los pocos kilómetros de distancia que separan los puntos más cercanos de esta, pero nos perderíamos uno de los lugares más especiales de este variado país.

Aquí  las montañas parece que sean engullidas por el mar adriático  y toda la bahía está rodeada de pequeños pueblos de aguas cristalinas con un encanto especial, dónde parece que el tiempo se haiga detenido y la tranquilidad sea una forma de vida.

Dejemos el mar por un tiempo en busca de algo de aventura.Nos adentremos en el interior de Montenegro bordeando la frontera de Bosnia y Herzegovina por pistas de montaña, aquí todo la gente a la que preguntábamos nos decía que estábamos en mal camino, no entendían porque no queríamos viajar por carreteras asfaltadas, mejor acondicionadas y que nos ahorrarían molestias y tiempo en nuestro viaje. El entorno del interior es un medio muy rural y en muchos lugares muy deshabitado.

Las montañas del parque nacional Durmitor y Biogradska, unidas por el cañón del rio Tara,  son una zona salvaje plagada de lagos de montaña y profundos bosques, aquí disfrutemos de los colores del otoño entre ríos y montañas y como no, de largas jornadas en busca de setas que aquí no son demasiado valoradas y encontramos en abundancia.

Teníamos pensado pasar directamente a  Albania por Plav, ya que el mapa de Montenegro que compremos indicaba una frontera por esta zona, pero según nos decía la gente de allí no era una frontera internacional y era de uso exclusivo entre los habitantes de ambos países. Ya que estábamos en el norte, para no bajar hasta el lago Shkoder y cruzar la única frontera posible, decidimos entrar por lo que actualmente es uno de los países más jóvenes del mundo: Kosovo.

 

Lo primero que tenemos que advertir a los viajeros es que la carta verde del seguro no sirve en Kosovo, y se tiene que pagar un seguro de 30 euros valido para 15 días de estancia.

Lo segundo, que es un país densamente poblado y frenético pero muy acogedor, donde la gente se sorprenderá de verte como visitante,  y les encantara ayudarte y charlar un rato.

Y lo tercero, aunque lo parezca debido a la gran cantidad de banderas rojas con el águila de dos cabezas que veremos por todos lados, esto no es Albania…geográficamente hablando, ya que los musulmanes Kosovares, que son una gran mayoría en el país creen que todos ellos son un gran pueblo. Al escuchar Kosovo, es inevitable pensar en las sangrientas masacres y olas de refugiados que inundaron los televisores de medio mundo, pero en nuestra corta estancia de paso hacia Albania nos encontremos con un país moderno que nos recordaba a cualquier otro país europeo. Disfrutemos de Kosovo y sus montañas para pasar a uno de los países más diferentes y olvidados de Europa: Albania, aventura en estado puro para la próxima entrada. Buena ruta !

 

 

 

 

Dolomitas y Balcanes I

Posted by on oct 3, 2013 in 4x4, Alpes, Blog, Defender, Eslovenia, Europa, Fotografia, FotosenRuta | 13 comments

Dia nº 134 Kilometros recorridos :9850

Como  en la entrada anterior, en esta ocasión también la colgamos con algo de retraso, cosas del viaje. Esperamos que ahora que los días se acortan poco a poco y el Land Rover se convierte en nuestra casa más horas de lo normal, tengamos más tiempo para dedicar al blog, también depende todo del acceso a internet.

Os dejemos en los Altos Alpes Italianos y es aquí donde continuamos,  en la vertiente más rocosa de estos, los Dolomitas, un espectáculo para los sentidos.

Aquí el paisaje de alta montaña es caprichoso y en ocasiones surrealista, verdes prados salpicados por altos y escarpados picos bañan el paisaje alpino, en ocasiones nos recuerdan esqueletos de gigantescos dinosaurios que muriesen en medio de la nada. Como sucede en todos los Alpes sin importar en el país que nos encontremos, las rutas a pie están perfectamente señalizadas y podríamos pasarnos años recorriéndolas. Así  que nos tomemos unos días de caminatas por la zona de Ampezzo.

Dejemos Italia tras casi un mes y medio de recorrer este variado país, la verdad que fue algo doloroso en especial en el aspecto culinario, decíamos adiós a las pizzas, pasta y limoncello , pero también dejábamos atrás los precios desorbitados del diésel, que al fin y al cabo nuestro viejo coche también tiene que llenar la panza cada cierto tiempo.

Entremos en Eslovenia por el famoso parque nacional del Triglav, un paisaje montañoso y verde como pocos, con pequeños pueblos y ríos de aguas azules.

Estábamos advertidos por otros viajeros de lo difícil que es dormir por libre en Eslovenia , la verdad que nos quedó bien claro que la “ acampada libre “ estaba prohibida en todo el país, cuando un guardia del parque nos despertó a las seis de la mañana entre lluvia para invitarnos a seguir circulando y tener que desayunar en un bar.

Después de recorrer varios días el parque y tener algún que otro percance con las innumerables vacas eslovenas, continuemos dirección Bled, el centro turístico de todo el país, la verdad que el pueblo es bonito  y ideal para vender artesanías, que hasta el momento nos daban un dinero extra para el viaje.

Más tarde visitemos la bonita capital, Lubjlana y bajemos a la costa para descansar unos días.

No creíamos encontrar problemas en la frontera , pero parece ser que somos sospechosos traficantes y fuimos parados para escuchar un acusador sermón por parte de las autoridades, por suerte solo fue un intento frustrado para sacarnos algo de dinero .

La verdad que pretendíamos estar menos tiempo en Croacia, pero todo lo que habíamos oído hablar de este país es cierto, sin lugar a duda el mar Adriático de esta parte es hermoso como pocos, el agua cristalina, las calas solitarias y tener en el baúl del coche unas gafas de snorkel han tenido la culpa de nuestras semanas de relax.

Tenemos que deciros que como pasaba con Eslovenia, también muchos viajeros nos habían advertido que el camping libre estaba muy controlado, en nuestro caso, casi tres semanas de estancia no tuvimos el mínimo problema, tal vez por ser septiembre.

Al poco de entrar en el país dejemos la costa para visitar el parque de Pltevice , donde una serie de cascadas y lagos se precipitan en un hermoso entorno,  mientras los visitantes pasan por unas pasarelas de madera entre las aguas.

No nos gusta tener que pagar entradas para ver lugares naturales que entendemos que tienen que ser patrimonio de todos, pero son las causas de que algo se haga famoso y del mantenimiento de las instalaciones. En esta ocasión no son nada económicas (110 kunas,15 euros ) pero la verdad que merece la pena, os recomendamos si queréis visitar el parque que hagáis lo mismo que nosotros, a las siete en punto de la mañana (hora de apertura del parque) estar los primeros, ya que la afluencia del parque es masiva.

Poco a poco bajemos la costa tranquilamente entre playas, pueblos y ciudades como Sibenik hasta llegar a la preciosa ciudad de Dubrobnik, uno de los lugares más visitados de este país.

 Si podemos dejar de pensar en las marabuntas de turistas de todas las nacionalidades (perfectas para nuestras ventas callejeras) y los elevados precios, es una ciudad especial ,  con sus enormes torreones , bastas murallas y  el mar como telón de fondo.

Dejamos atrás la costa y Croacia sin mucho rastro de la antigua Yugoslavia, para entrar en Montenegro y Kosovo ( donde nos encontramos hoy mismo ) para pasar en breves en Albania,la verdad, esta  zona menos turística de los Balcanes está siendo toda una aventura y el coche esta demostrando todas sus aptitudes por montaña, pero eso lo contaremos más adelante.

Un saludo y buena ruta !!

 

Italia : Por los Altos Alpes

Posted by on ago 23, 2013 in Alpes, Blog, Defender, Europa, Expedicion, FotosenRuta, Italia | 6 comments

En los Altos Alpes

Día nº 91  kilómetros recorridos : 6250

La verdad es que hace días que se nos retrasa esta entrada y ya es momento de explicar cómo sigue nuestro viaje, algunos recordareis que la última vez que escribimos nos adentrábamos en los parques nacionales que unen los Altos Alpes Franco-Italianos.

Dejemos el Parque de la Vanoise en Francia para entrar por la “ col du petit sant bernard “en Italia, tras visitar Aosta y  sus valles, disfrutemos unos días del famoso  parque nacional “ Gran Paradiso “  la primera reserva natural de Italia, la cual tiene mas de noventa años de antigüedad y es un verdadero paraíso, junto al mencionado parque francés de la vanoise las dos reservas juntas son una zona de altísimo valor ecológico.

 

El emblema de este parque es el Íbice( conocido en italiano como “ Stambecco “ y en  francés como “ Boquetin”  que os mencionemos en la entrada anterior ) y la verdad que no les faltan razones para que este animal sea el estandarte del parque, es un animal que se deja ver con cierta facilidad gracias a su abundancia , solo necesitamos dos cosas para poder verlo, estar a cierta altura en un ambiente rocoso y un poco de suerte,  no es tan escurridizo como el Rebeco,  animal que también pudimos ver en alguna excursión por el Parque Natural Alpi Maritime donde esta especie es numerosa.

En definitiva para nuestro entender, los Alpes son un enrome Edén, repleto de rincones increíbles, con numerosos especies de animales y paisajes que pueden maravillar a cualquiera.

Nos alejemos de ellos por un tiempo (en este momento estamos en Alpes Julianos ) bajando a Cuneo y el valle del Po, poco a poco sufrimos un clima más húmedo,pero gracias a esta temperatura ahora tenemos unas mosquiteras artesanales que nos trabajemos para el coche.

Una de las zonas donde también sufrimos las altas temperaturas fue en la costa de Italia a la altura de Génova, pero esto solo duro unas horas ya que entre el calor y la masificación de turistas decidimos dejar atrás nuestra idea de visitar Florencia y la Toscana en general , crucemos rápidamente la Emilia Romana para volver de nuevo a los Alpes, esta vez los Dolomitas, algo realmente impresionante, pero esto lo contaremos en la siguiente entrada.

En general en Italia todo puede acabar siendo algo caro para quien vaya con un presupuesto ajustado, el gasoil es de lo más caros de Europa ( entre 1,60 y 1,75 € ) comer puede resultar barato pero beber no lo es, en cualquier bar la cerveza o cualquier bebida puede sobrepasar los cuatro euros ( por este motivo nuestra primera cerveza del viaje fue ayer, en Eslovenia ) lo mejor si se come fuera en Italia son los trozos de pizza, buena y barata..

Por el tema camper, cuesta encontrar la tranquilidad de la que disfrutemos en Francia, ya que es un país densamente poblado y repleto de pueblos y borgatas ( barrios ) pero son estos pueblos y sus gentes los que enamoran al viajar por el país, sin mencionar la facilidad para entender  y chapurrear alguna palabra en italiano…

Seguimos viaje amigos, un  saludo y buena ruta !

 

Francia II : Entre La Provenza y Los Alpes

Posted by on jul 16, 2013 in 4x4, Blog, Defender, Europa, Expedicion, FotosenRuta, Francia | 11 comments

Día nº 57    Kilómetros recorridos : 3520

Tras pasar la frontera  y encontrarnos con unas temperaturas invernales en el Pirineo Francés, poco a poco nos adentremos en los pueblos y ciudades del país vecino, la verdad es que no esperábamos que fuesen tan acogedores y nos sorprendieron más de lo esperado, por esto y otros motivos nuestro viaje transcurre a un ritmo mucho más lento de lo que creíamos, pero el viaje es el viaje y acelerarlo sin motivo alguno no tendría mucho sentido.

Una de esas paradas que teníamos planeadas en la libreta antes de salir de casa era el grandioso humedal conocido como “ La Camarga “ , es una de las zonas húmedas más importantes de Europa, y es zona de paso para numerosos tipos de aves migratorias, el flamenco es el emblema de esta tierra y no es difícil verlos.

Otra de las características de esta zona de Francia son los caballos y toros que pastan a sus anchas en las enormes y numerosas granjas, y como no los kilómetros de dunas en las playas vírgenes, es un sitio ideal para relajarse unos días , pasear en bicicleta y disfrutar de la naturaleza, pero tenemos que tener dos cosas en cuenta : el calor puede ser agobiante y los mosquitos numerosos por los humedales.

Después de una parada y visitar la impresionante ciudad de Avignon, sorprendente por su patrimonio histórico nos adentremos en una de las regiónes mas famosas del país bretón : la Provenza.

Todo lo que podamos imaginarnos de esta zona a causa de la fama y los tópicos puede parecer  exagerada pero realmente es una zona especial, rodeada de pueblos tranquilos y hermosos que hacen que te relajes y saborees cada momento con tranquilidad.

Aquí los productos que ofrece la tierra son de buena calidad y si uno quiere rascarse el bolsillo puede comprar todo tipo de confituras, patés, frutas o embutidos entre otras cosas, nuestros bolsillos de por si nunca suelen ser muy grandes y cuando estamos en una ruta larga que cruza varios países intentamos comprar lo justo y necesario ya que si no puedes fácilmente alterar el presupuesto previsto.

Poco a poco subimos dirección la Alta Provenza entre paisajes cada vez más montañosos y tras cruzar el impresionante cañon del Verdón nos adentremos en el sur de los Alpes, aquí tres eran las reservas naturales que queríamos visitar y las tres están catalogados como parque nacional y cercanos el uno del otro .

P.N Mercantour, P.N de Écrins y el gran y primer espacio natural Francés : P.N la Vanoise, el primero de los tres es mas rocoso y seco por la proximidad al mar, y los otros dos son un estallido de verdor , aguas bravas y cotas que superan los tres mil metros de altura.

Cada uno de ellos lo hemos disfrutado a su manera,  en todos ellos lo mejor que se puede hacer es calzarse las botas y visitar sus numerosos y espectaculares rincones, numerosos lagos, enormes glaciares y una exuberante fauna, seguro te depararán alguna sorpresa, una de las nuestras  fue el encuentro con el señor de las rocas : El Bouquetin.

En la próxima entrega podréis ver más fotografías de este hermoso animal y algunos otros, esta misma tarde dejamos la increíble Francia para cruzar vía Aosta a la esperada Italia, de momento seguiremos en Los Alpes. Un saludo y buena ruta !

 

Norte de Catalunya y Francia 1

Posted by on jun 22, 2013 in 4x4, Blog, Defender, Europa, Expedicion, Fotografia, Francia | 9 comments

 

Día nº 34  Kilometros recorridos : 2150

 

La salida se retrasó más de lo deseado por varios motivos, el despedirnos de amigos y familiares, los preparativos, el mal tiempo que hacía por aquel entonces en todo el norte de la península y sobre todo porque elegir los preparativos de un viaje que no sabes el tiempo que estarás fuera ni donde concretamente  puede ser desesperante.

Finalmente y como las previsiones no mejoraban decidimos salir entre nubarrones y tormentas dirección Ripoll, capital del pirineo oriental de Catalunya.Respecto a nuestro último viaje algo había cambiado : nos llevamos bicicletas ( ahorro de combustible y movilidad ) , una segunda rueda de repuesto ( para cuando llegasen momentos de apuros ) y más carga en bebida y comida…mucha más.

 

 

Una de las excursiones más famosas que se pueden hacer en esta parte de los Pirineos es la ascensión al Puigmal , pero en esta ocasión tendríamos que dejarlo, ya que la nieve a partir de cotas que rondan los 1900 metros de altura lo impedían.Decidimos entre otras rutas hacer la famosa caminata que transcurre entre el pueblo de Queralbs hasta el santuario de la Vall de Núria, en esta zona es fácil de ver el Issard y alguna cabra montesa y pudimos disfrutar de verdes paisajes como en toda la zona por los últimos temporales de lluvia.

Tras algunos días más de ruta por esta parte del Pirineo que conocemos bien, nos adentremos en La Cerdanya,  fuimos a conocer los lagos de Malniu y como aquí durante dos días nevaba cada tarde y noche,  durante el día recogimos algunas setas de temporada que nos irían bien para condimentar nuestras futuras comidas en la larga ruta que nos espera.

 

El tiempo poco a poco mejoraba y pudimos disfrutar de La Cerdanya Francesa, tras una breve parada en la preciosa “ Vallee d’Eyne “,  fuimos a ver una de esas zonas que le teníamos subrayadas en nuestro mapa : La valle del Carlit y los lagos de Les Bullosses.

Aquí el paisaje es de alta montaña y las rutas y actividades son numerosas, así  que paremos el motor del Land Rover varios días para disfrutarlo como merece.

El último día en la zona de los lagos nos encontramos, en lo largo de la caminata, más de un metro de nieve, andar por esta clase de terrenos sin raquetas se puede llegar  a hacer muy pesado  y tuvimos que acortar la ruta teniendo que dejar de ver tres lagos, siempre es bueno dejar algo para poder tener una excusa para volver.

 

Ya hacía unos días que estábamos en tierras galas y la verdad que la acogida fue muy buena, nos sorprendimos lo bien preparado que esta todo para los viajeros que van por libre. El precio general de las cosas no varía demasiado al de allí, exceptuando la fruta, la verdura y especialmente el comer en restaurantes  o un simple café o cerveza  en un bar, pero en todo caso esto es un lujo del cual prescindimos.

Ahora mismo nos encontramos en La Provenza, después de pasar unos días en La Camarga y visitar alguna ciudad del sur, poco a poco y sin prisas nuestra ruta se acerca a Los Alpes, pero todo esto lo contaremos en la siguiente entrada .Buena suerte y buena ruta.